Crema para varices

Junto a los tratamientos habituales para eliminar las varices, las crema varices se ha convertido en las aliadas por excelencia.

¿Realmente funcionan las cremas para las varices?

La aparición de nuevas cremas en el mercado que aseguran la desaparición radical de las misma se ha convertido en una tendencia estable. Las promesas publicitarias muestran siempre la imagen de un antes en la que las piernas aparecen cubiertas de varices, y de un después en el que las piernas de una modelo centra todo el interés.

Por lo general, se promete la eliminación total de las varices, aunque lo cierto es que esto normalmente no es posible. Un buen tratamiento basado en cremas podrá reducir, combatir o disimular la aparición de varices pero no será efectivo para una eliminación de varices del 100%. Las varices de gran tamaño requerirán el empleo de un tratamiento específico, que puede incluir la intervención quirúrgica.

¿Qué crema para varices pueden recomendarse?

Existen decenas de tratamientos de diversas marcas con distintas bondades y especificaciones. A la hora de seleccionar la crema ideal puede suponer una tarea de información y búsqueda de referencias en blogs y foros y, en el mejor de los casos, llegar a un proceso de pruebas de distintas cremas.

Por lo general las cremas que mejor funcionan presentan la vitamina K entre sus componentes. El motivo es sencillo, la vitamina K actúa de manera decisiva sobre el sistema de coagulación de la sangre; de esta forma, se pueden disolver posibles hematomas, mejora la circulación de la sangre y mejorar el aspecto de las varices.

La vitamina K según se ha estudiado energiza los procesos de actividad de la proteína GLA Matrix (enlace en inglés), de modo que tener unos niveles adecuados de vitamina K supone un recurso eficaz de prevención y, una vez aparecidas las varices, son una solución que ayuda a la reducción de las mismas.

La vitamina K, el aliado contras las varices

Entre los principios activos que suelen contener las cremas contras la varices suelen ser varios (colágeno, elastina, etc.), aunque frecuentemente suelen contener vitamina K. Los efectos de la aplicación de estas cremas es variable aunque un rango habitual para mostrar los primeros resultados se sitúan entre las seis y ocho semanas.

Respecto a su aplicación no hay nada especial que señalar frente a las cremas tradicionales: aplicar sobre la piel limpia, masajear de manera circular hasta que la piel haya absorbido el total de la crema.

Debe señalarse que la efectividad de estas cremas radica en el grado en el que se encuentren las varices. Pequeñas arañitas o varices leves pueden ser mejoradas de manera notoria, pero varices de mayor presencia necesitarán de una solución con intervención más severa.

Cremas recomendadas

Las siguientes cremas son las que gozan de mayor predicamento y uso. No son las únicas y tampoco las recomendamos de manera exclusiva. Como siempre recomendamos consultar a tu médico para que te asesore respecto a la solución que mejor se adapte a tu problema.


Cremas basadas en la vitamina K

crema varices pro-kPro-K es quizás la fórmula más conocida. Esta crema tiene más de un 5% de vitamina K, además de otros aceite esenciales. Además de para su uso sobre varices, esta fórmula se utiliza para el tratamiento de quemaduras así como de irritaciones sobre la piel. 

De esta forma, las cremas que se basan en la presencia de la vitamina K ayudan a la mejora de las varices, esos capilares que pueden estar dañados y/o rotos, así como la equimosis. Es utilizada ademñas en los tratamientos pre-operatorios y post-operatorios. Entre las principales caracteristicas se pueden señalar las siguientes:

  • Mejora y/o cura de la presencia de equimosis. Los efectos comienzan a notarse a las 48 horas.
  • Mejora la presencia de las cicatrices, ayudando en su proceso normal de cicatrización.
  • Disminuye la presencia de verrugas.
  • Tratamiento de las rojeces en la piel producidas por las quemaduras solares.
  • Cura y/o mejora las varices menores (arañitas). Las de grado medio consigue mejorar su aspecto, aunque generalmente no las elimina. 

Existen distintas marcas con distintas formulaciones que se basan en la vitamina K. Una rápida búsqueda en nuestro buscador habitual nos ayudará a localizar cremas como Pro-k, Dermal-K.


Crema Goicochea

crema-goicochea varices piernasLa crema Goicochea supone otro remedio ya clásico. Destaca por la sensación que produce de manera inmediata tras su aplicación. Entre sus componentes destaca la presencia de la Centella Asiática, el Castaño de Indicas y la Menta con su claro efecto refrescante.

Ayuda además a aliviar los síntomas propios de una mala circulación como piernas cansadas, pesadez hinchazón de las mismas. 

La marca goicochea pone a disposición de sus clientes distintas variedades de cremas para cada necesidad. De esta manera ofrece a sus clientes una variedad de cremas basadas tanto en componentes específicos como en zonas concretas del cuerpo y dolencias específicas.


Aceite de semillas de uva

aceite-uvaAunque no se trata de una crema comercializada, si debería de tenerse en cuenta entre el grupo de cremas recomendadas. Este aceite sirve para mejorar no sólo los problemas de varices que experimentemos en nuestra piernas, sino que además tendrá una influencia positiva en otros múltiples factores.

El principal efecto es la mejora de la corriente sanguínea en las zonas inferiores del cuerpo. Por sus propiedades anti-inflamatorias, anti-envejecimiento, anti-oxidante y anti-microbiana entre otras, esta solución se ha mostrado efectiva para problemas como: acné, la piel seca, las quemaduras producidas por el sol, la demartitis, y las hemorroides entre otros.

Cremas para varices que puedes encontrar

Estas cremas proceden de un fabricante de conocido prestigio. Aunque son de venta directa a clientes, en esta caso estos enlaces llevan a Amazon, siempre recomendamos consultar con tu médico.