detectar varices piernas

Cómo detectar las varices en las piernas

Las zonas más comunes donde aparecen las varices son las piernas, muslos y pies. Al principio de padecerlas puedes notar pesadez en las piernas, piernas cansadas, hormigueo o pinchazos sobre todo al final del día.

Suelen ser más comunes en las mujeres aunque los hombres también pueden padecerlas.

Suelen tener un componente hereditario, estudios afirman que del 80 al 90%  de los casos de varices responden a este factor, así que si en tu familia hay antecedentes  no está mal que pongas en práctica las recomendaciones preventivas que luego veremos.

En las mujeres pueden aparecer asociadas a procesos hormonales como pueden ser los cambios hormonales que se experimentan en los embarazos, el consumo de hormonas con prescripción médica y las píldoras anticonceptivas. Así que hay que prestar especial atención en estos casos.

Las malas posturas, el sedentarismo y ciertas profesiones que nos obliguen a pasar excesivo tiempo de pie pueden empeorar esta situación y ser desencadenantes de las varices en las piernas.

Medidas preventivas

Si cumples alguno o varios de los factores que hemos visto arriba eres más propensa a padecer de varices en las piernas, esto no quiere decir que no puedas hacer nada, si adoptas estas medidas preventivas puedes retrasar su aparición y mejorar los síntomas si es que ya las padeces.

  1. Si tienes antecedentes de varices en la familia evita en la medida de lo posible tomar hormonas y opta por otros métodos anticonceptivos en vez de la píldora.
  2. Medidas posturales. Si pasas muchas horas de pie por el trabajo, utiliza un calzado cómodo, evita los tacones altos. Si pasas muchas horas sentada, tómate unos minutos para dar pequeños paseos siempre que puedas y pon las piernas en alto si es posible. Compensa este tiempo con paseos en tu tiempo libre y ejercicio físico. Evita cruzar las piernas cuando estés sentada.
  3. Mejora tu circulación. Las varices son una afección asociada al sistema circulatorio así que hay que evitar lo que dificulta la buena circulación de la sangre en las piernas, esto es, no usar ropa ajustada que nos comprima las piernas, tampoco zapatos que nos aprieten y evita el tabaquismo. Si fumas esta es otra buena razón para empezar a dejarlo. Mantén una dieta equilibrada evitando el exceso de grasas y aumentando el consumo de fruta fresca y verduras, esto nos ayuda en nuestra circulación y si tienes sobrepeso nos ayuda a bajar de peso lo que alivia el peso que tienen que soportar nuestras piernas.
  4. Hábitos saludables. Reduce el consumo de sal en tus comidas, bebe al menos dos litros de agua al día, consume alimentos ricos en potasio como el plátano, terminar la ducha diaria con chorros de agua fría empezando por los pies y subiendo hasta donde puedas. Al despertarte antes de salir de la cama tómate unos minutos para estirar todo tu cuerpo.
  5. Ejercicio físico. Además de mejorar nuestra circulación, oxigenar nuestro cuerpo y mantenernos en nuestro peso ideal si tienes varices en las piernas mantener una rutina de ejercicios y salir a pasear diariamente nos ayudará a mejorar los síntomas.