aliviar varices piernas

Cómo aliviar el dolor de las varices en las piernas

Si padecéis de varices en las piernas sabéis lo molestas que son y lo que puede llegar a incapacitarnos en nuestra actividad diaria. Vamos a ver lo que puedes hacer para aliviar el dolor de las varices en las piernas y verás que si incorporas estos hábitos en tu vida diaria experimentarás una importante mejora.

Consejos que te ayudarán a aliviar el dolor de las varices en las piernas

  1. Tómate tu tiempo y date masajes de agua en la ducha. Aplica chorros de agua en las piernas alternando el agua fría y agua templada, nunca caliente.
  2. Mantén las piernas en alto. Sobre todo si estás sentada en el sofá, y si puedes duerme con una almohada en los pies de la cama para mantener las piernas altas mientras duermes.
  3. No uses zapatos de tacón alto. Resérvalos para las ocasiones especiales y no los uses diariamente.
  4. Masajes. Puedes darte masajes en las piernas o pedir a alguien que te los practiques, puedes usar una mezcla de aceite base, como puede ser aceite de almendras dulces y unas gotas de aceite esencial, puedes usar el aceite esencial de tomillo, lavanda o romero. Siempre un masaje ascendente que resulte relajante y que estimule la circulación de las piernas, para aliviar el dolor de las varices en las piernas.
  5. Dieta. La dieta es muy importante hay que beber al menos dos litros de agua al día, mantener una dieta variada y equilibrada, rica en fibra, potasio, y antioxidantes, presentes en las verduras y frutas frescas y variadas.
  6. Ejercicios localizados. Anda de puntillas, mueve los dedos de los pies hacia fuera y hacia adentro (puedes hacer este ejercicio cuando estás sentada en el sofá al final del día), apoya el peso corporal sobre las puntas de los pies altérnalo sobre los talones (esto también puedes practicarlo cuando estás de pie, por ejemplo guardando cola, o en el quehacer diario), tumbada separa las piernas tanto en horizontal con en vertical.
  7. Ejercicio. Caminar a buen ritmo, aprovecha y mueve los brazos también para mejorar la oxigenación de todo el cuerpo y la circulación general. Estiramientos, puedes practicar ejercicios de estiramientos o disciplinas como el yoga. Al menos, estira todo tu cuerpo al despertarte por las mañanas. La natación es muy recomendable ya que trabajarás las piernas y además la ingravidez que experimentas en el agua es un alivio para nuestras piernas, y alivia el dolor de las varices en las piernas.
  8. Tratamientos orales. Su finalidad es doble, por un lado eliminar el líquido acumulado y por otro mejorar el flujo sanguíneo aumentando la resistencia de las venas y capilares y aumentando el tono venoso y el flujo de la sangre.