5 ejercicios que te ayudarán a reducir o prevenir varices

Sin duda alguna, uno de los hábitos más saludables que podemos realizar para prevenir o reducir las varices que ya tengamos es la práctica regular de ejercicio. Ni que decir tiene, que realizar ejercicio de manera diaria nos influenciará de manera muy positiva sobre el resto de los aspectos de nuestra vida, y sobre nuestra salud en particular.

No se trata de pasar de una actitud sedentaria a realizar tablas de ejercicios complejos que además consuma mucho tiempo. Todo lo contrario, lo que te proponemos son ejercicios muy sencillos que te ayudarán a tener una mejor salud en general y te ayudarán a tratar tus varices.

Ejercicios para reducir las varices

Nos hemos centrado en cinco grupos de ejercicios. No son todos los que existen, pero posiblemente sean los más prácticos y que podrás ejercitar desde el primer día.

Un simple pase, que es más que eso

Caminar por sí mismo nos ayudará a que nuestra circulación mejore y sea más fluida. Cuando hablamos de caminar nos referimos a realizar esta práctica centrando nuestra concentración durante quince minutos en andar a un ritmo sostenido. Con esto nos referimos a que caminar mientras se hace la compra no equivale a estar andando para reducir las varices.  Es importante importante destacar esto, ya que debemos mantener el ritmo del paso durante el tiempo de ejercicio.

Pedalear en nuestra bicicleta

Si se dispone de una bicicleta para dar un paseo, mejor que mejor. Si en cambio tenemos en casa una bicicleta estática, podremos realizar este ejercicio de manera regular durante 10 a 20 minutos. Al igual que como en el caso anterior, la calve es la constancia. No es necesario fatigarnos haciendo un fuerte esfuerzo. Bastará conque tengamos nuestras piernas en movimiento; esto reactivará nuestra circulación.

Nadar, siempre y cuando sea posible

Si tienes la suerte de vivir en una ciudad con buen tiempo y mar, o tienes la posibilidad de ir a una piscina, una idea estupenda es nadar, o simplemente agitar con suavidad movimiento regulares de nuestras piernas bajo el agua. Además del ejercicio, las relaciones de temperatura (frío y calor) ayudarán a reactivar muy positivamente el retorno sanguíneo que fluye sobre nuestras piernas. Siempre que te sea posible, sumérgete en el agua y haz un poco de ejercicio; tu cuerpo te lo agradecerá.

Ejercicios de piernas

postura ejercicio varicesAunque parezca obvio, un ejercicio muy interesante y favorecedor, resulta el poner nuestras piernas en alto. Para ello podremos tumbarnos sobre una cama o sobre una esterilla o similar sobre el suelo, y alzar verticalmente nuestras piernas. Es importante no forzar la espalda en el ejercicio, para ello llevaremos nuestras manos a la altura de los glúteos, y dejaremos nuestra manos bajo los glúteos. Este ejercicio tiene variantes, aunque la base ejerce un beneficio muy positivo por sí mismo.

Flexiones

No te asustes, estas flexiones son sencillas de realizar. Para ello, sólo tienes que tumbarte sobre el suelo y alzar una de tus rodillas hasta llegar a tu pecho. Una vez tengas la pierna en esa posición, deberás de hacer girar el tobillo con suavidad en diferentes orientaciones. Hazlo con cuidado y con suavidad. Una vez lo hayas hecho con un pierna sólo tienes que volver a hacerlo con la otra. Si estás embarazada o tienes alguna dificultad visita a tu médico para que te aconseje profesionalmente, esta información es meramente ilustrativa.

Consejos para prevenir las varices

Cono se suele decir, más vale prevenir que curar. Por ello, te indicamos en síntesis algunos de los consejos más valiosos que podemos aportarte:

  • Sobrepeso: Hay que evitar el sobrepeso. Aumentar nuestro peso equivale a aumentar nuestra presión sanguínea. Si conseguimos bajar precio, estaremos bajando la presión de nuestras venas.
  • Zapatos y tacones: En especial los tacones, hay que escoger unos zapatos cómodos que nos permitan tener el pie en una posición adecuada. ¡Cuidado con los tacones! Si te los tienes que poner, que sólo sea un rato.
  • Comer bien: No sólo por cuestión de varices, hay que comer bien siempre que se pueda. En relación con las varices hay que mantener una dieta rica en fibra y evitar la sal (retiene líquidos).
  • No cruzar las piernas: Especialmente perjudicial resulta cruzar las piernas. El hecho de cruzar las piernas impide el flujo natural de sangre en nuestras piernas.
  • Uso de cremas: Existen cremas para varices que te ayudarán a retrasarlas o tratarlas. Aunque el mejor consejo es no llegar a usarlas porque estamos poniendo en práctica el resto de consejos.