como eliminar varices

Eliminar las varices

Las varices son dilataciones venosas, normalmente localizadas en las piernas, que surgen al no poder establecerse un correcto retorno sanguíneo de la sangre hacia el corazón (también son conocidas bajo el nombre “insuficiencia venosa periférica”). De esta manera, la sangre acaba acumulándose sobre la varíz aumentando su dimensión y dilatándola. Eliminar varices acaba siendo así un proceso dilatado con distintas formas de actuación.

Aunque lo más común es encontrar las varices en los miembros inferiores, también pueden localizarse de manera regular en otras zonas del cuerpo como sucede en el caso de las varices esofágicas o de las hemorroides.

¿Por qué surgen las varices?

por que surgen varices

Como todos sabemos, las venas tienen la función dentro de nuestro organismo de transportar la sangre hacia nuestro corazón, tras aportar el oxígeno necesario así como los nutrientes a los distintos tejidos que forman nuestro cuerpo.

Por nuestra naturaleza erguida, el retorno de la sangre debe vencer la fuerza de la gravedad, ya que va de abajo arriba. Para que la sangre pueda circular en este sentido y no retroceda fruto de la gravedad, dentro de las venas existen unas válvulas que permiten retener la sangre, además de la fuerza de los músculos de las piernas.

En el caso de que alguna de estas válvulas no pueda cumplir su cometido, la sangre puede acabar acumulándose, aumentándose así la presión sobre el conducto venoso, y dilatándolo, aumentando así su volumen. La ilustración que acompaña este texto explica gráficamente este problema.

Causas de las varices

Existen un conjunto de factores que pueden propiciar la aparición de varices en nuestra piernas. Entre lo más destacados podemos encontrar los siguientes:

  • Herencia genética: Sin duda se trata de un factor clave. Tener antecedentes familiares con varices puede llegar a duplicar la posibilidad de padecer varices a lo largo de nuestra vida.
  • Edad: A mayor edad mayor probabilidad de padecer varices.
  • Sexo: Frente al hombre, la mujer tiene una marcada probabilidad a padecer varices debido a factores hormonales.
  • Postura del pie: La postura del pie puede ser un factor clave para la aparición de varices, ya que puede aumentar la presión sobre la conducción venosa y dificultar el retorno sanguíneo natural al corazón.
  • El peso: Un peso por encima de la media aumenta la probabilidad de padecerlas, ya que de manera paralela conlleva el tener una mayor cantidad de sangre circulando por nuestro cuerpo.
  • Uso de anticonceptivo: Este tipo de tratamientos tienden a retener líquidos, lo que equivale a aumentar nuestro volumen de sangre.
  • Tipología de trabajo: Todos aquellos trabajos en los que se tenga que estar mucho tiempo de pie aumentarán la sobrecarga, pudiéndose causar las citadas alteraciones en nuestras venas.
  • Embarazo: Por causas puramente hormonales, podremos ver la aparición de varices durante el embarazo.
  • Actitud sedentaria: El no practicar deporte de manera regular conlleva una menor actividad por parte de nuestros músculos. Como se ha mencionado anteriormente, los músculos (especialmente en el caso de las piernas) colaboran en el retorno sanguíneo.

 

Tipos de varices

varicesEn líneas generales se suele hablar de cuatro grados o cuatro tipos de varices, en función de la gravedad y evolución de cada caso.

Dependiendo de lo avanzado de cada grado su tratamiento será más dificultoso y cuantioso, así como los resultados para eliminar estos elementos podrán ser menos satisfactorios.

  • Varices de Grado 1: Son el estado más leve en el que podemos encontrarlas, y a la hora de eliminar varices suele ser el estadio en el que resulta más sencillo eliminarlas. Las varices de Grado I son aquellas que apreciamos como venas finas de color azul violeta. Realmente no representan un problema real, salvo una cierta pesadez en las piernas, y la mayor preocupación que pueden acarrear es meramente estética.
  • Varices de Grado 2: Frente a las varices de primer grado, éstas son más visibles a simple vista. Aparecen los primeros síntomas en forma de calambres o cosquilleos, pesadez general localizada en la zona de las piernas, así como posibles dolores y sensaciones de picor o calor.
  • Varices de Grado 3: Siguiendo la tendencia marcada en las varices de grado 2, en este caso adquieren volumen y comienzan a dilatarse sobremanera. Además la piel puede llegar a tomar una coloración en la zona afectada.
  • Varices de Grado 4: Da comienzo la aparición de úlceras y zonas con eczemas. Es importante en este estadio tratar las varices de forma inmediata, ya que éstas pueden llegar a infectarse.

 

Cómo prevenir las varices

  • Cuida tu peso: El sobrepeso es un factor de riesgo para la aparición de las varices, ya que aumenta nuestra cantidad de sangre en el cuerpo además de dificultar la correcta circulación de la misma.
  • Usa ropa adecuada: El uso de una ropa ajustada también puede dificultar el retorno de la sangre al corazón en distintas zonas de nuestro cuerpo, especialmente tenemos en mente eliminar varices.
  • Mantén siempre una postura correcta: Fundamentalmente conviene prevenir el estar mucho tiempo
  • Calzado confortable: Aspecto crucial, es importante evitar siempre y cuando sea posible el uso de tacones altos así como de calzado plano, del mismo modo que aquellos zapatos que se ajusten en exceso el pie.
  • Temperaturas altas: No es bueno exponer nuestras piernas a focos de calor, como pueden ser las estufas o braseros, así como a otro tipo de agentes, como puede ser un baño con agua excesivamente caliente o tomar el sol durante un tiempo prolongado.
  • Hábitos higiénicos: Especialmente cuando se ha experimentado problemas con la piel de las piernas es más que recomendable tener unos hábitos de higiene regulares. Esto evitará el posible riesgo de contraer infecciones.
  • Masajes: Se trata de una excelente costumbre que podemos empezar a desarrollar. El darse masajes, especialmente en las piernas, favorece la circulación general. En el caso de que se experimente la aparición de las primeras varices, una forma acertada de tratar de eliminar varices es el uso de alguna crema con propiedades anticoagulantes

 

¿Cómo saber si se tienen varices?

Existen distintos procedimientos que nos permiten saber si realmente se tienen varices o si se trata de una falsa alarma. El proceso para detectar varices es sencillo y rápido, y en muchos casos no resulta necesario acudir a un profesional, aunque siempre es lo más recomendable.

Para ello se deberá pasar a explorar las piernas estando de pie, ya que la postura erecta produce la aparición de las varices en el caso de que las tengamos. Se podrá entonces observar la coloración de la zona afectada y la posible dilatación venosa. Así mismo, a simple vista, podrá apreciarse el aspecto de la pie y, en su caso, la aparición de úlceras. Si tras una rápida exploración encontramos alguno de estos síntomas, es recomendable visitar a un especialista para valorar una posible operación de varices.

Las pruebas habituales para detectar arañas vasculares a las que seremos sometidos por un médico son las siguientes:

  • Prueba Eco-Doppler: El eco-doppler es la prueba que mejores resultados ofrece en la actualidad. El factor crucial de este tipo de prueba es que combina a su vez dos formas de exploración. Por una parte consigue realizar una ecografía, en la que se explora la fisonomía de las venas y se saca a la luz los problemas que puedan existir dentro de éstas, y de otra parte, combina el efecto doppler, de modo que pueda mostrar el tráfico del conducto venoso. Se trata de una prueba simple que no acarrea ningún tipo de dolor o molestia para el paciente.
  • Otras pruebas: Existen otro conjunto de pruebas que pueden utilizarse, desde el uso de la resonancia magnética, la tomografía axial computerizada o la flebografía, aunque l habitual es realizar la Eco-Doppler para la detección de este tipo de problemas.

Vídeo sobre varices y arañas vasculares